domingo, 16 de julio de 2017

16 DE JULIO


BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA
Dai Sijie
2001



"El jefe del pueblo, un hombre de cincuenta años, estaba sentado con las piernas cruzadas en medio de la estancia, cerca del carbón que ardía en un hogar excavado en la propia tierra; inspeccionaba mi violín. En el equipaje de los dos muchachos de ciudad que éramos para él Luo y yo, era el único objeto del que parecía emanar cierto sabor extranjero, un olor a civilización capaz de despertar las sospechas de los aldeanos."




Las cenizas del nobel de la Paz chino, Liu Xiaobo, han sido esparcidas en el mar en un acto en presencia de su viuda.

"¿Por qué una despedida en el mar? Porque el Gobierno tiene miedo de que cada año la gente vaya a su tumba a conmemorarle, a protestar", explicó Ye Du, poeta y amigo de la familia.
Su muerte, y sus circunstancias, me ha traido a la memoria esta novela que tuve el placer de disfrutar hace muchos veranos. 




Inspirada en elementos autobiográficos, el autor nos situa en  su experiencia de la “revolución cultural”, cuando fue enviado a un lejano pueblo del Tibet para su re- educación entre campesinos. Su vivencia se convierte en un canto a la libertad, una exaltación del amor a la literatura como símbolo de liberación (impensable en Occidente) y la fe en la capacidad del hombre para superar cualquier situación.
La novela narra la integración de dos jóvenes, hijos de profesionales ambos y, en consecuencia, sospechosos de ser “enemigos del pueblo”, en una aldea de ex-cultivadores de opio próxima al Tibet y a sus tradiciones, donde deberán adaptarse a bárbaras costumbres y duro trabajo. Los moradores del Fénix del Cielo nunca han asistido a una proyección cinematográfica; de modo que el narrador se encarga de contarles historias de pésimos filmes norcoreanos o chinos que los aldeanos aprecian como un regalo.
Su éxito es tal que el alcalde les autoriza a asistir a las sesiones mensuales de cine de Yong Jing, una población que se halla a dos días de viaje, para que el narrador convierta en palabras y gestos las imágenes. Las peripecias diarias les llevarán a conocer a “Cuatroojos”, otro represaliado como ellos, que posee, sin embargo, un preciado tesoro: una maleta con algunas novelas francesas traducidas. A cambio de favores, éste les presta alguno. La figura de la hija del sastre, personaje que deambula por las aldeas de la zona, se convertirá en eje del relato y lo transformará en una novela de amor. Enamorada de Luo, ambos vivirán una aventura idílica entre ríos salvajes y paisajes silvestres. 

Bajo el tono ligero y hasta folletinesco se esconde la crítica contra un sistema que propició “la revolución cultural”. Un policía pasa de vez en cuando para controlar la reeducación. Es cuando los jóvenes tienen que esconder sus libros. Pese al dramatismo, la novela se plantea con un extremado objetivismo, distanciamiento muy diferente de parecidos experimentos occidentales, y no carece de un tono humorístico que suaviza las situaciones. Utiliza a menudo la imaginación, el cuento inscrito, recrea los temas orales y no falta la idea de reconvertir las obscenas canciones populares en revolucionarias. La trama lineal adornada con historias colaterales, y tampoco faltan las escenas de sadismo, como la extracción de una muela al jefe del poblado, o los ataques de jóvenes campesinos armados del libro rojo. 


La adaptación al cine fue traída de la mano de Dai Sijie junto con Nadine Perront quien fue co-guionista con el autor del libro. La película fue lanzada un año después de la publicación del libro, debido a la gran repercusión que tuvo este, por lo que fue en el año 2002 cuando estuvo nominada a los globos de oro como película de habla no inglesa. Esta película chino-francesa fue "no exhibido" en China, por lo que no se ha mostrado de forma oficial en el país, a pesar de tener permiso para rodar dentro del país, no fue rodado justo donde se describe la historia, ya que era un lugar de entrada complicado para el equipo técnico, así que se tuvo que buscar un lugar parecido dentro de la provincia de Sichuan; todo esto, también conllevó algunos problemas técnicos con los censores chinos, ya que no les atraía mucho ciertas actitudes de algunos personajes de la película, así que tuvieron que ser más humanizados y por lo tanto modificados con respecto al libro.

El final puede parecer simple en un primer momento ya que no es excesivamente sorprendente ni contundente, pero sí que es demoledor y espléndido en el mensaje que transmite: la cultura puede ejercer un gran poder sobre las personas, influir en su manera de pensar, de ser, de actuar y de sentir. La literatura permite al lector viajar, volar, explorar otras culturas, expandir horizontes, ampliar perspectivas...



“Hasta entonces, mi pobre cabeza educada y reeducada ignoraba, sencillamente, que fuera posible luchar en solitario contra el mundo entero”.



A LIU XIAOBO IN MEMORIAM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AUTORES