sábado, 17 de junio de 2017

17 DE JUNIO


LA VIDA NEGOCIABLE
Luis Landero
2017

"Señores, amigos, cierren sus periódicos y sus revistas ilustradas, apaguen sus móviles, pónganse cómodos y escuchen con atención lo que voy a contarles. Cuando yo era adolescente, cuando apenas sabía nada del mundo de los mayores ni tenía clara conciencia del bien y del mal, e ignoraba por tanto de qué manera prodigiosa puede llegar uno a convertirse en un momento, quizá sin advertirlo, como en un cara o cruz, en un canalla o en un santo, un día mi madre me llevó con ella a un lugar secreto, y yo supe que era secreto porque eso fue lo primero que me dijo en cuanto llegamos allí. "

La última novela de Luis Landero nos introduce en el mundo de Hugo Bayo, peluquero de profesión y genio incomprendido, les cuenta a sus clientes la historia de sus muchas andanzas, desde su adolescencia en un barrio de Madrid hasta el momento actual, ya al filo de los cuarenta, en que sigue buscándole un sentido a la vida. Y así, recordará la relación tormentosa y amoral con su madre, el descubrimiento ambiguo de la amistad y del amor, sus varios oficios y proyectos, sus éxitos y sus fracasos, y su inagotable capacidad para reinventarse y para negociar ventajosamente con su pasado, con su conciencia, con su porvenir, en un intento de encontrar un lugar en el mundo que lo reconcilie finalmente consigo mismo y con los demás.

La novela está planteada en dos partes de trece capítulos cada una. En la primera parte el narrador y protagonista cuenta cómo su vida se tuerce al saberse dueño del poder que le da el secreto de su madre. Ella engaña a su marido y el hijo aprovecha ese descubrimiento para hacerle un chantaje. Hugo proyecta su afán de vida futura en hacerse granjero y vivir en contacto con la naturaleza; también sueña con ser hombre de negocios, actor o aventurero. Y acompaña sus sueños con el amor imaginario de Olivia o de Leo. Hasta que, como suele suceder en las novelas de Landero, la realidad aplasta los sueños, y la primera parte acaba con Hugo en la cima de su encanallamiento.

"Comimos los tres en silencio, no un silencio único para todos sino cada cual metido en el suyo propio, y era curioso, porque mi madre, quizá alarmada por el temor de que hubieses podido contarle el secreto a mi padre durante nuestras correrías laborales, no se atrevía a mirarlo, y en cuanto a mi padre, cohibido por mi presencia y avergonzado de sus fechorías, no se atrevía tampoco a mirarnos ni a mi madre ni a mí, y solo yo podía encararlos sin miedo, con la seguridad de que ellos no se arriesgarían a enfrentar mi mirada. "

La segunda parte comienza con los planes de Hugo para rehacer su vida como voluntario en el servicio militar. Aquí la narración se concentra aun más en su modalidad de novela del aprendizaje. Y en los primeros capítulos de esta segunda parte disfrutamos de las mejores páginas de la novela, magistrales en el ingenio y el humor de sus diálogos, con Hugo de aventajado aprendiz de peluquero en manos del brigada Ferrer y con los éxitos del “mágico aprendiz” en sus prácticas de peluquería y erotismo con la coronela. Sus afanes pasan ahora de soñar con la grandeza militar a triunfar como peluquero estilista. Así lo hace a su vuelta a Madrid, pero la realidad de una vida sin amor desbarata sus sueños. Y su impenitente afán lo impulsa a rehacerla dedicándose al estudio para ser maestro o catedrático, o haciéndose con un quiosco de cerrajería o con una ferretería e incluso con una finca de labranza. El drama de este y otros personajes de Landero es que su afán nunca encuentra su lugar en el mundo. Así, aunque el final de la novela queda abierto, no hay lugar para la esperanza en la desolación de Hugo, por más que “en la vida todo es negociable”, como decía su padre, otro farsante.


"—¿Qué sabes tú del mundo y sus misterios? ¿Sabes acaso cuál es el camino por donde se difunde la niebla, o por dónde se echa sobre la tierra el viento solano? Eres muy joven para entender en qué clase de laberinto se extravía el hombre cuando nace. Disfruta de tu juventud y búscate un buen camino hacia el porvenir, y déjame a mí cargar el fardo que la desgracia me ha asignado"



Os dejo el primer capítulo, para que abráis boca, y un podcast de "La duermevela", un espacio literario de Paco Ramos, donde debaten sobre "La vida negociable".





0

viernes, 16 de junio de 2017

16 DE JUNIO


EL JARDIN DE HUGO
Jen Wojtowicz
Ilustrado por Steve Adams
Intermon Oxfam 2006



"Hugo Florindón había crecido en plena naturaleza. Vivía donde la carretera asfaltada se convertía en un camino polvoriento y donde el camino polvoriento terminaba siendo un estrecho sendero.

El sendero se abría camino entre los árboles centenarios de un espeso bosque, cruzaba el arroyo del Oso Negro, se encaramaba por la montaña Solitaria y, tras un recodo a la derecha, llevaba directamente hasta la puerta de la familia Florindón.
.Hugo era un niño tranquilo y poco convencional que guardaba un precioso secreto: Cuando había luna llena le crecían flores por todo el cuerpo. Pero no os creáis que este extraordinario don impedía llevar a Hugo una vida normal. 

Su mamá, todas las mañanas después de la luna llena, le cortaba cuidadosamente las flores y así Hugo podía, como todos los niños de su edad, ir a la escuela.  Como era un niño distinto de todos los demás, el maestro le mandaba sentarse al fondo de la clase y no le hacía mucho caso. Y sus compañeros se mantenían a una distancia prudencial.
Un día llegó al colegio Angelina, una niña con una flor detrás de la oreja a la que todos querían por su honestidad y amabilidad y se empezó a interesar por ese niño retraído que se sentaba al final de la clase y al que todo mundo ignoraba.

Aunque Angelina también tenía un secreto, o más bien un problema físico que le hacía sentirse diferente: su pierna izquierda era más corta que la derecha, algo que le hacía rechazar todas las invitaciones que le ofrecían para ir al baile escolar.



Para un niño es muy importante aprender a no juzgar a los demás y a aceptar a las personas tal como son. Aquí sus protagonistas son capaces de convertir sus peculiaridades en elementos felices para transformar su realidad en algo natural.



Preludio de una amistad que, convertida en amor, les duró toda la vida. Angelina y Hugo se ganan la vida cultivando flores. 


En realidad puede decirse que se ha convertido en el negocio familiar.
Y mira por donde, sus siete hijos nacieron con el pulgar de color verde.





Esta es una historia que fomenta la empatía, el amor y la aceptación. Valorar a los demás sin tener en cuenta su apariencia.
La sociedad en general suele valorar solo lo que es común y normal, lo que es políticamente correcto, y suele rechazar la mayoría de lo que se sale de la norma y es que lo diferente siempre da un poco de miedo. Por eso esta historia es tan necesaria, porque ayuda a reflexionar con ternura sobre la intolerancia, la marginación. 



0

jueves, 15 de junio de 2017

15 DE JUNIO


LA NOCHE DE LA VISITA
Benoit Jacques
2017

"Fin de la jornada, lo llena todo el crepúsculo.
En el bosque La Abu está resguardada

en el fondo de su cobertizo minúsculo.
Inquieta, solitaria y fatigada.
Espera sentada sobre su cama
a la Caperucita demorada
que la visita cada semana."


De noche. La Abu está sola en casa a la espera de que su Caperucita, que como siempre llega tarde, le traiga la cena. Aparece en cambio el Gran Lobo Feroz, que tratando de hacerse pasar por repartidor de comida a domicilio con tal de entrar en la casa, chocará con la inquebrantable sordera de la ancianita, un muro infranqueable capaz de llevarlo al borde de la desesperación. ransformado en recadero, gigante, volcán, diablo y lo que haga falta, ¿logrará el Gran Lobo Feroz conseguir su cena? 

Una historia hilarante, contada a través de un diálogo rico en volúmenes y texturas en el que la fantasía creadora de monstruos del Gran Lobo Feroz es comparable únicamente a la monstruosa sordera de La Abu. 

La noche de la visita resultó el Libro ganador del premio Baobab 2008 al mejor libro infantil publicado en Francia



0

miércoles, 14 de junio de 2017

14 DE JUNIO


LA CASA DE LOS RATONES
Karina Schaapman
2015


Sam es el mejor amigo de Julia.
Julia es la mejor amiga de Sam.
Sam es SUPERtímido.
Julia es SUPERcuriosa.

Juntos viven un montón de aventuras en la Casa de los Ratones, ¡y se meten en algunos líos! Acompáñalos a descubrir un escondite secreto, a dar la bienvenida a un ratón encantador al que llaman «el trapero» y a hacer deliciosas tortitas. Visitarán la mejor pastelería del mundo y una tienda donde venden de todo, y encontrarán una cajita de madera llena de tesoros. Y —¡oh, no!— tendrán que enfrentarse a una terrible y espeluznante rata. Los días pasan volando en esta casa tan singular.
La Casa de los Ratones es un lugar mágico y lleno de sorpresas. ¿Te atreves a entrar?


Este libro que vi en el escaparate de Chus es un libro muy singular ya que surgió como por arte de magia mientras Karina Schaapman  construía la casa. Una casa que tiene más de cien habitaciones, pasillos y espacios exteriores para explorar a la que la artista dedicó años en construir y decorar.

La preciosa casita está fabricada con cajas y cartón piedra, con telas antiguas y toda clase de materiales reciclados (cerillas, botones, tapones de botella...).  Los ratoncitos que la habitan también han sido diseñados y creados por Karina. Cada página es una fotografía de un montaje en la casa que construyó y es maravilloso ir despiezando cada detalle.

Los protagonistas son dos ratones Sam y Julia, amigos pero con caracteres completamente opuestos. Mientras él es tímido ella es una echada para adelante que se atreve a todo. Uno tiene una familia extensísima y ella es huérfana y vive con su abuela…Viven juntos en la casa de los ratones, una especie de bloque de vecinos para roedores, tan grande y con tantas estancias que se encuentran aventuras a cada paso. Divertidas, cotidianas y otras que hasta dan miedo. 

Como libro, La casa de los ratones tiene muchas historias amenas y llamativas, acerca de ir a la pastelería, cocinar con adultos, cuidar a trillizos (con sus cunitas, hamaquitas, cambiador y pañales, todo hecho a mano), celebrar cumpleaños, jugar al escondite… algunas ocupan solo una págia y otras son un poco más extensas. Las imágenes también pueden ser a doble página o más pequeñas, dando relevancia al texto, por lo que el diseño es muy dispar y sorprende al lector a cada paso. Pero lo que se lleva la palma de esta obra es el apartado de curiosidades.


Os dejo este video de la edición francesa para que os hagais una idea de como es este maravillo libro para niños que disfrutarán, con toda seguridad, los menos niños. 



0

martes, 13 de junio de 2017

13 DE JUNIO


LA COCINA DE NOCHE
Maurice Sendak
1970
1ª ed. en castellano - 1987 (Alfaguara)
Ed. actual - 2014 (Kalandraka)

"¿Os ha contado alguien la historia de Miguel, que oye de noche un ruido detrás de la pared y da un grito -¡silencio! ¡callarse de una vez!- y se hunde entre las sombras, y su ropa se pierde, y la luna le mira -ooh- mientras sus padres duermen -¡mamá! ¡papá!- y aterriza en la masa que había en la cocina?
Allí tres pasteleros lo mezclan con la harina, la levadura y el huevo, lo amasan y lo estiran.
-¡Más leche, sí, más leche, más leche en el pastel! Batimos y amasamos... ¡y al horno con él!
Parece delicioso el pastel de Miguel..."


La cocina de noche es un relato del sueño de un niño pequeño. Miguel se cae de la cama, hundiéndose entre las sombras y perdiendo su ropa por el camino hasta que aterriza en la masa que hay en la ruidosa cocina donde tres cocineros con cara de Oliver Hardy, el gordo del cine mudo,  lo confunden con la leche, lo mezclan con la masa y lo meten al horno para hacer un pastel. Pero a mitad del proceso, Miguel se asoma, ahora ya con un traje de piloto hecho de masa y les explica el error, antes de dar un salto y caer en una masa de pan,
que moldea hasta formar una avioneta, dejando abajo a los pasteleros pidiendo desesperados leche para su pastel. Vuela hacia arriba y sobrevuela un impresionante paisaje neoyorquino con edificios hechos de paquetes, frascos y botellas de comida y llega a lo alto de una enorme botella de leche, se zambulle y vuelve a subir con una jarra llena de leche y la vierte al enorme cuenco de masa que sostienen los pasteleros abajo. Entonces Miguel lanza un kikirikiiiii triunfante y se desliza por la botella hacia abajo hasta su cama, "seco y limpio de masa".

"Y es así como, gracias al bueno de Miguel, en cada desayuno podéis comer pastel". 

En estre trance un tanto surrealista, Miguel decide acabar la aventura con un cacareo,! Kikirikííí!, que lo interpretamos como una actitud de poder, de decisión y de !hasta aquí llegó la noche!, para iniciar el viaje de vuelta hasta su propia cama, seco y limpio de masa, y continuar durmiendo como un angelito.



“La cocina de noche” es un clásico de 1970 en el que Maurice Sendak evoca recuerdos de su niñez: el autor tenía 11 años cuando, en la Feria de Nueva York, quedó maravillado delante del escaparate de la pastelería Sunshine Bakers. Años después, Sendak contaría que este libro fue una especie de venganza. Así lo contaba en una entrevísta a la mítica revista Rolling Stone:

"Había un anuncio que recuerdo muy claramente. Era de Sunshine Bakers y decía: ‘Nosotros horneamos mientras tú duermes’. Me parecía la cosa más sádica en el mundo porque todo lo que yo quería hacer era permanecer despierto y observar lo que sucedía. Me parecía absurdamente cruel y arbitrario que ellos hicieran eso mientras yo dormía. Eso me molestaba mucho. Recuerdo que solía guardar los cupones que mostraban a los tres pequeños panaderos gordos de Sunshine marchando de noche a ese lugar mágico, donde quiera que fuera, para divertirse, mientras yo tenía que irme a la cama. Este libro fue una especie de vendetta para decirles a ellos: “¡Ahora soy bastante mayor para quedarme despierto por la noche y saber qué pasa en La cocina de noche!”. 

“Mi libro La cocina de noche”
–prosigue en la entrevista a Rolling Stone– “es, en parte, un homenaje a Winsor McCay. […] Él y yo servimos al mismo amo, nuestro temperamento infantil. Dibujamos, no sobre la memoria literal de la niñez, pero sí sobre la memoria emocional, su tensión y su urgencia. Ninguno de nosotros olvidó sus sueños infantiles.” 


Por esta cocina nocturna desfilan los recuerdos de una infancia perdida y añorada, que resucita, vívida, en esos rascacielos con nombres y formas de marcas que se hallaban en las alacenas de la casa de los Sendak. Y no sólo: Mickey –o Miguel- se construye con masa de pan una avioneta como la de Hop Harrigan, un héroe de la aviación y del noveno arte que sería muy popular en la década de los 40. Hop Harrigan acompañaría en la adolescencia a muchos niños risueños de salud quebradiza. Llegaría incluso a tener el honor de conocer a la Sociedad de la Justicia de América, una asociación a la que pertenecen varios superhéroes. Hop Harrigan acabaría convertido en The Guardian Angel y más adelante en The Black Lamp.

El libro fue censurado en bibliotecas públicas y escolares por un sector conservador de la sociedad norteamericana que consideraba escandalosas algunas ilustraciones. Incluso fue incluido en la lista de los 100 libros más provocadores de la American Library Asociation con el puesto número 25. A todo ello, Sendak respondió de la siguiente manera: 


"Es evidente que detrás de muchas actitudes puritanas hay mucha suciedad escondida. Parece que un niño pequeño desnudo sin su pijama es más monstruoso para algunas personas que cualquier otra monstruosidad del mundo."



0

lunes, 12 de junio de 2017

12 DE JUNIO


ILIANA, LA NIÑA QUE ESCUCHABA AL VIENTO
Antonia Ródenas
Ilustrado por Carme Solé Vendrell
2015

"Iliana era una niña gitana de pelo como el cobre viejo 
y ojos oscuros y brillantes.
Antes había tenido otro nombre del que ya no se acordaba.
Desde muy pequeña ayudaba a su madre a preparar
 pequeños ramos de flores silvestres.
Las buscaban en los campos libres y las recortaban 
con mucho cuidado, sin dañar las plantas."

La historia de Iliana comienza así. Siempre con su madre desde pequeña. Le enseñaba a coser, a cantar y bailar: No tenían muchas cosas pero eran felices. Pero cuando Iliana tiene 9 años, su madre muere y la niña está triste y lo ve todo oscuro. Su familia estará cerca de ella y su abuela la confortará. 

Es un libro en el que de forma muy delicada, la autora muestra a los niños la tristeza que implica perder a alguien pero también cómo la vida sigue y cómo con el tiempo encontramos mecanismos para sentirnos mejor. En el caso de Iliana, se da cuenta de que el viento a veces parece decir su nombre, y se reconforta pensando que es su mamá desde el cielo. Cuando se da cuenta de ello, comienza a recuperar un poco la felicidad, hasta que un día conoce a una niña en la playa y es capaz de volver a sonreír y comportarse como una niña como las demás, que ríe, juega y se divierte con los amigos.
Decide confiar su secreto del viento a su nueva amiga, y juntas esperan el momento en que sople una brisa para sentir el abrazo de la mamá de Iliana. 
 Este es un libro idea para leer despacito y agarrando la mano con cariño a aquellos niños y niñas que estén pasando por una situación difícil, que hayan perdido a ese papá o mamá, abuelo, tío favorito etc y que no son capaces de gestionar por sí mismos los sentimientos de pérdida que experimentan. 

Este libro se presentó "en sociedad" el 7 de octubre de 2015 en la biblioteca Miguel Hernández de Villena, lugar de nacimiento de la autora. Carme Solé, la dos veces ganadora del Premio Nacional de Ilustración también estuvo presente. 




0

domingo, 11 de junio de 2017

11 DE JUNIO


MAÑANA NO SERÁ LO QUE DIOS QUIERA
Luis García Montero
2009

El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas, 
defienden el reducto 
de un verano obstinado en perpetuarse, 
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste. 

Se diría que aquí no pasa nada, 
pero un silencio súbito ilumina el prodigio: 
ha pasado 
un ángel 
que se llamaba luz, o fuego, o vida. 

Y lo perdimos para siempre.

Ángel González


Luis García Montero construye el retrato del poeta  Ángel González que además de dejar una de las obras líricas más relevantes en lengua española también fue testigo privilegiado de uno de los períodos más convulsos en la historia reciente de España: la Guerra Civil. y recorre los primeros años de su vida para rescatar la mirada de un niño que tuvo que crecer sin la figura de su padre, pero con toda la fuerza de una familia y una geografía que se resistían con uñas y dientes a dejarse vencer. 

Juan Marsé dijo de este libro:

«Apasionante relato de la infancia y juventud del poeta Ángel González y de su entorno vital, del despertar de su vocación poética y su conciencia cívica en tiempos adversos. Un libro escrito con voluntad de testimonio y de homenaje, y con el rigor y la tensión narrativa de las buenas novelas. Un auténtico regalo.» 

"En los primeros capítulos se trazarán con cierta rapidez la historia de sus padres, sobre todo del pedagogo que fue Pedro González Cano, fallecido cuando Ángel contaba con apenas dieciocho meses. Un hecho trascendental para la familia dado que les obligaría a realizar cambios imprevistos. El autor  caracteriza bien cada miembro de la familia sin caer en clichés: la madre trabajadora y entregada, el hermano estudioso y tranquilo, el hermano más inquieto y combativo, la hermana constante y de carácter más dócil y el rey de la casa, el hermano menor, cuidado por todos. 
En definitiva, consigue crear un ambiente cotidiano donde las relaciones de esta particular familia se sienten reales y naturales, hasta propias del lector, alejándose así de la fría biografía objetiva.

El autor dedica un capítulo  a las víctimas de la guerra, con especial atención a uno de los hermanos de Ángel; una injusticia que cala aún más por la capacidad poética que desprende el aspecto humano y personal, un retrato cuidado y cariñoso hacia el protagonista. Podemos encontrar, por ejemplo, cómo se transmite tanto la desconfianza o el odio que causan algunos militares como la lástima de la situación de otros, ahí tenemos la historia de Mohamed, o cómo se recuerda con cierta pena a un vecino fallecido de forma casual a pesar de ser falangista. Y, a la par, no se ocultan ninguna de las injusticias cometidas por el bando nacional, ni la depuración sin sentido sufrida por Maruja o la apurada situación de quienes se ocultaban en España de la represión, al estilo de los hombres topo. 

Una vez narrados los acontecimientos relativos a la guerra civil y mostrada las consecuencias inmediatas en la familia, el libro dedica sus últimos capítulos al retiro en Páramo de Sil al que se vio obligado Ángel por una tuberculosis. 

Una novela biográfica con un carácter muy personal, un homenaje poético que, en algunos tramos, va más allá de Ángel González y trata de alcanzar a aquellos niños que sufrieron la guerra civil y mostrar a las familias que no combatían, pero que sufrían la batalla y que sufrieron las consecuencias. La cercanía y el cariño de García Montero con el poeta ovetense resulta evidente en su voz narrativa, que se permite que el poeta le interrumpa, como si dialogasen, para corregir, para detener algún momento o para dar una explicación que matice lo contado. Y así, al final, incluso el protagonista se convierte en una de esas voces vivas que proceden de otro lugar."
Tomado de "Baúl del castillo"

"Querer contar una infancia desde la objetividad, es a veces, matarla, por mucho que luego se intente poetizar la cosa con añadidos. Sucede como con ciertas fotos, a todo color, que revelan la infancia sin la pátina deformadora de los recuerdos. Una deformación, que acaba siendo realidad, porque es así como la aprecia el propio interesado. Como el violín que evocamos en nuestra cabeza al pensar en violín. Seguramente se acercará más a los violines cubistas que pintó Picasso que a violín realista de otras escuelas pictóricas más antiguas. "
Tomado de "ojos de papel"

En un artículo del diario El País Joaquin Sabina le dedicó estas palabras al libro, al autor y al poeta. 



En las últimas páginas del libro aparece este poema del poeta biografiado,"La verdad de la mentira". No hay mejor manera de concluir esta biografia novelada de uno de los mejores poetas de la generación de los 50.


Al lector se le llenaron de pronto los ojos de lágrimas, 
y una voz cariñosa le susurró al oído: 
¿Por qué lloras, si todo 
en ese libro es de mentira? 
Y él respondió: 
-Lo sé; 
pero lo que yo siento es de verdad. 










0

AUTORES